domingo, 1 de febrero de 2015

Carta de Amor


Panamá,  26  de  enero  de  2015
Centro  Medico  de  Emergencias
Cuidado  intensivo
Piso  7,  habitación  107

Para:  Mi  amada

No  tengo  más  que  decirte    solo  que  te  amo,  te  extraño,  te  necesito  a  mi  lado,  tu  eres  todo  para  mi,   eres  lo  mejor  que  me  ha  pasado  y  mi  vida  no  tiene  sentido  si  no  estás  tu  a  mi  lado  y  es  por  este  motivo  que  te  escribo  esta  carta  demostrando  todo  el  afecto  y  amor  que  siento  hacia  ti  con  las  esperanzas  de  que  algún  día  la  puedas  leer.  Te  estoy  realmente  agradecido  por  recorrer  todo este  camino  conmigo,  por  regalarme  tus  días,  meses  y  años;  gracias  por  permanecer  a  mi  lado  hasta  los  últimos    días  de  tu  vida;   pero  la  verdad  no  se  que  hacer  sin  ti  me  siento  incompleto  si  no  estas  aquí.  Se  que  quizás  no  puedas  leer  esta  carta  y  eso  es  lo  que  más  me  entristece;  pero  gracias  por  ser  mi  alma  gemela,  mi  media  naranja  y  hasta  incluso  llegar  a  ser  mi  propia  alma.  No  me  cansare  de  agradecerte  incluso  hasta  cuando  estés    en  el  cielo  te  seguire    agradeciendo  por  todo  lo  que  has  hecho  por  mi  te  recordare  aquí  a  mi  lado  queriéndome    como  ninguno  dándome    hasta  tu  vida  por  mi.  Cuando  te  toque  partir  solo  quiero  escuchar  el  susurro  de  tu  voz  en  mi  oído  solo  una  palabra  hará  calmar  a  mi  débil  corazón  y  tócame    con  esa  calidez  que  solo  tu  sabes  que  tanto  me  hace  descansar  en  paz.   No  sabes  cuanto  daría  por  ser  yo,  el  que  esta  postrado  en  aquella  camilla  del  hospital,  quisiera  ser  yo  el  que  tiene  una  enfermedad  terminal,   el  que  tiene  que  pasar  por  lo  que  tu  estas  pasando  quisiera  estar  en  tu  lugar;  no  soporto  verte  sufriendo  eso  me  rompe  el  corazón  y  más  me  quebranto  al  saber  que  no  puedo  hacer  nada  por  ti  solo  esperar  y  tener  esperanzas  que  todo  salga  bien  en  las  operaciones aunque  los  expertos  han  dicho  que  son  pocas  las  probabilidades  de  que  salgas  vivas  de  aquella  cirugía.  Tengo  que  confesarte  que  te  he  mentido  para  que  no  te  preocupes  la  verdad  no  estoy  bien  no  he  podido  comer  en  semanas  ya  no  se  andar,  no  se  hablar  sin  terminar  mencionando  tu  nombre  no  se  ni  como  ni  para  donde  ir  sin  tener  que  recorrer  lo  que  antes  pasamos  juntos;  pero  se  que  eres  fuertes  y  que  no  te  dejaras  vencer,  amor  mio  solo  quiero  que  estés  feliz  sin  preocupaciones  y  que  puedas  salir  del  hospital  tengo  muchas  esperanzas  de  eso.  No  te  preocupes  por  mi  el  dolor  se  me  pasara  aunque  nunca  te  podre  olvidar  y  estarás  en  mi  corazón por  siempre  clavada  como  un  cuadro  en  la  pared  o  grabada  como  un  documento  en  la  computadora.  Pero  a  lo  que  si  temo  y  a  lo  que  mas  miedo  me  da  es  no  poder  decirte  adiós.
Espero  que  te  mejores  y  que  puedas  leer  esto…  Te  estaré  esperando  en  la  otra  vida.  Besos 
Rogelio  A.  Bansabach  


Por: "Marllory Walles Godoy"