lunes, 13 de enero de 2014

Amado hospital ^-^

“Por eso es que yo era tan feliz en aquel lugar.
Donde los pisos y pasillos eran como lumbreras al caminar.
Donde las paredes al toparse con la luz formaban un pleno amanecer.
Donde podías ver por las ventanas todo lo bello de la naturaleza;
Ver los arboles bailando con el viento,
Ver a los niños jugar con las hojas del otoño que caían.
Donde podías observar una presencia de esplendor.
Donde todo era mágico y altamente fascinante.
Donde el olor de medicina, ya era como perfume de florales
Donde la tensión y la emoción me gobierna.
Donde la satisfacción de salvación es placentera”.

Autora: Marllory Walles Godoy

2 comentarios: